Porque un te quiero es un regalo a tiempo, el dulce de media tarde, una verdad infinita.

Posted on

Aportando el toque romántico y altruista con su página, Esperanza trae esperanza.

LOBERIAS

Te quiero, conjugación perfecta, pequeña y precisa de hondo calado para el que la recibe y de bella generosidad del que la expresa. Si bien es cierto que, hacer un uso continuado, cotidiano y en ciertas ocasiones “liviano”, hace que su significado pase a un segundo plano en pos de una frase hecha, vacía, hueca y falta de contenido.

Los “te quieros” tienen su momento, como los besos “de verdad”, como una mirada cómplice y un abrazo de necesidad.

Un “te quiero” y su tono conjuga tantas cosas a la vez que, al decirlo con el corazón en toda su extensión, provoca que uno rebulla por dentro… haciendo real casi lo imposible. Porque un te quiero es como esa herida que se abre una y otra vez, porque no se cura, sino todo lo contrario, debe estar siempre y permanentemente en alerta; porque un te quiero sin “sus avíos” es…

Ver la entrada original 54 palabras más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s