Un ciudadano ruso engaña a su banco con la letra pequeña

Posted on Actualizado enn

Asi como lo oyen. Dmitri Agárkov, un expolicía, residente de la ciudad rusa de Vorónezh demostró que la letra pequeña también puede jugar malas pasadas a los bancos, al introducir sus propias condiciones en un contrato de préstamo con una entidad financiera, que firmó el documento sin percatarse de que era una trampa.

 Escaneó el impreso, pero redactó sus propias condiciones de crédito: cambió la tasa de interés, que fijó en el 0%, canceló la comisión por concesión del crédito (19.000 rublos, unos 432 euros) e introdujo una cláusula que lo liberaba del pago de cualquier tipo de comisiones. 


Lee el articulo completo en: 20minutos.es.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s