Opinión

Hasta el moño

Posted on

Estoy un poco, bastante, harta de tener que defenderme de una situación en que la mujer ha sido menguada desde tiempos remotos, hasta el punto que ya no le quede nada de seguridad en su valor y en sus capacidades. De tener que explicar por qué la mujer no es capaz de exigir un sueldo digno, de que tenga que protegerse de agresiones cubriendo su cuerpo pudorosamente para librarse de acoso, de que actué como un hombre cuando tiene un puesto de relevancia, de que no sea capaz de elegir a otra mujer para que la represente, que la mujer solo se ha igualado al hombre en lo malo, etc., etc., etc.

Una persona que no recibe desde la niñez los estímulos para su desarrollo psico-social es imposible que los obtenga de la nada en la edad adulta. Lo mismo ha pasado con la mujer. Años y años de prohibiciones, limitaciones, negaciones, vejaciones, exclusión, no puede cambiar de la noche a la mañana.

Muchas personas que han pasado larga temporada en prisión muchas veces delinquen para regresar a lo que ya ven como su zona de confort, la prisión. Muchas víctimas de secuestro también se han casado con sus victimarios. Son casos que explican perfectamente el proceso de desintoxicación y renovación que debemos sufrir las mujeres para librarnos de este estigma que, lejos de erradicarse, parece que es inextinguible.

Los hombres solo pueden culparnos de nuestros “inconveniente” porque nosotras somos las que lo hemos “permitido”. Y estoy un poco hasta el moño de que se siga culpando a la víctima y no a quien nos ha limitado todos estos años.

Esta generación, incluso las pasadas, no tiene la culpa de que la mentalidad machista se haya instaurado como la norma durante milenios. Y es una situación que no cambiará de manera súbita, se necesita un proceso de recapacitar en todas las oportunidades que tenemos de superarnos y salir de nuestra prisión y nuestro rapto psico-social. Y es un proceso personal que debe extenderse a lo general.

Yo jamás le pediría a mis alumnas de yoga que me imitasen en las posturas difíciles que realizo simplemente porque yo tengo años de experiencia y ellas todavía tienen mucho camino por recorrer, mucho por crecer y mucho por fortalecer. Algunas podrán intentarlo exitosamente, ; pero la mayoría corre el riesgo de romperse el cuello en el intento.  Muchos hombres, y hasta mujeres; lejos de ayudarlas a crecer en sus puestos de trabajo y/o cargos, les ponen las zancadillas y luego se burlan de su incapacidad para cumplir con su propósito.

La sociedad no cambiará hasta que seamos capaces de echarnos una mano para salir de este bache milenario que parece no tener final, poniendo a un lado los reproches, los super requisitos y la falta de empatía.

 

 

 

Anuncios

Idealizar tambien es estereotipar

Posted on Actualizado enn

CIMG0073Como mujer nunca he querido ser ejemplo de nada porque eso supondría dejar de hacer las cosas que quiero hacer para ser lo que se supone debo ser.

Desde niñas se nos dice cómo debemos actuar, debemos ser ejemplo de buenos modales y decencia, cohibiéndonos de hacer travesuras, de curiosear; en fin, de crecer.

Para que la mujer viva en igualdad de condiciones primero se debe dejar de idealizar. Que nos idealicen nos pone un peso de la responsabilidad en la espalda que nos impide desarrollar de una manera íntegra todas nuestras capacidades y posibilidades.

Idealizarnos supone estereotiparnos. No todas las mujeres son empáticas, amables y cariñosas; y reconocer esto nos da aún más méritos porque significa que somos buenas no porque somos mujeres y está en nuestra naturaleza, sino porque lo hemos elegido.

Todos los extremos hacen daños y no debemos ponernos ahora una venda en los ojos y ver virtudes incluso dónde no las hay porque el bumerán se devolverá y nos dará en la cara.

Pedimos igualdad de condiciones, no que nos reconozcan méritos que no tenemos, de manera individual o como colectivo. Por qué si exaltamos las cualidades que tienen los hombres es casi perjurio, pero si lo hacen con las mujeres tiene un efecto instantáneo de aprobación. ¿Eso no es un trato de favor?

Personalmente no pido caridad, solo pido igualdad, y me choca que en público se nos alabe y en privado se nos descalifique y se reproche nuestras decisiones y nuestras actitudes solo porque no responden a lo que se supone debemos ser.

¿Tener o no tener? Ese es el dilema.

Posted on Actualizado enn

Foto: Minorías Creativas

Una de las grandes preguntas de estos tiempos que se suelen hacer las parejas es sobre si tener hijos o no. A medida que se acercan los “ta” (treinta, cuarenta…) empiezan las lluvias de preguntas sobre la razón por la que no los tienes. Siempre he exprimido al máximo todas mis etapas de vida y he tratado de que nadie interfiriera en mi manera de ser ni en mis decisiones; y es por eso que nunca he dejado que nadie me presione en la etapa de tener novios, ni en la época en que se suponía ya debía estar casada y mucho menos ahora en el momento en que se supone también debo tener hijos.

Es demasiado con lo que las mujeres tenemos que cargar como para que también se nos tenga que presionar sobre una decisión tan importante de traer a un ser a este plano que, en vez de restar, sume a esta sociedad cada vez más corrupta, extremista y poco tolerante.

A estas razones se suma la cuestión de que tengo 6 años sin trabajar y sin vislumbrar ninguna posibilidad en el horizonte. No me siento con la capacidad de hacerme la vista gorda e ignorar este hecho. Eso de “donde comen dos comen tres” como que no me lo trago. Creo más en “suficiente para dos e insuficiente para tres”.

Pienso también en un futuro triste sin hijos, como me lo han querido pintar todos aquellos que han tenido hijos aun sin poder; y me entra algo de temor, pero luego cambio el chip y me digo a mi misma que no seré una egoísta teniendo un hijo solo para que me haga compañía o alivie mi soledad. El tenerlos implicaría mucho miedo a pensar ¿qué pasará cuando yo no esté? Pregunta que se harán muchos padres en este momento. Podría darle las posibles herramientas para que sobreviva solo/a, pero ¿y si mis planes fallan y no tengo suficiente herramientas para darles o no sé como hacerlo? Son muchas preguntas que lamentablemente no tienen respuesta y es como echarlo todo a la suerte.

Claro que me imagino a una niña o a un niño parecido a mi y a su padre. Me imagino como tendrá los ojos, me pregunto si tendrá mi color o mi pelo, si será inteligente y buena persona. Según la forma de ser de sus padres sería posiblemente una persona muy integra, pero eso no significa que no sufrirá el acoso escolar, laboral o social. No lo puedo evitar, todos esos pensamientos siempre terminan nublándose por una nube de pesimismo.

Si me lo pienso mucho puede que pierda la oportunidad de traer al mundo un rayo de esperanza y que sea mi única razón de vivir, pero será mejor que tenga otras opciones para no tomar una decisión equivocada solo por no tener una vejez “amargada y oscura”. Y es por eso que he pensado en otras posibilidades, como viajar, a donde aún se pueda; estudiar, lo que pueda; y escribir un libro, como pueda. Estas actividades me servirían de entretenimiento mientras me llega la hora de abandonar este lugar de paso.

Los niños no son objetos para distraerte, alegrarte o mejorarte la vida, son seres que implican una gran responsabilidad y no podemos tenerlos por el simple hecho de complacer a terceros. Si los tenemos debemos desearlos profundamente y responsabilizarnos de darles una educación integral  y libre de prejuicios.

¿Qué calidad de vida?

Posted on Actualizado enn

FernandoQuiero usar este medio para transmitir dentro de la medida de lo posible los buenos hábitos de vida que se supone nos hacen gozar de buena salud mental, fisica, social, cultural o de cualquier otra índole, restando un poco de podredumbre, por decir algo un poco más sonoro, a este mundo corrompido por tantas atrocidades tan difíciles de ignorar.

Pero cómo puedes recomendar a una persona comer de manera equilibrada cuando esto le cuesta más que comer comidas saturadas de grasas y/o azucares porque come en la calle, y que si cocina en  casa tiene que pensar en lo que más rinde a la hora de alimentar a una familia con más de 5 miembros.  Quizás porque vives en un país productor de innumerables productos pero que para su propia gente encarece los precios. O que si tienes la oportunidad de consumirlo seguramente estén alterados genéticamente para hacerlos más resistentes, por lo que podrían enfermarte a corto o largo plazo. Y como se ha volteado la tortilla con el consumo de productos naturales (biológicos) llegando a ser más caros que los transgénicos.

Cómo recomendar a personas de países con alto grado de delincuencia que haga ejercicio al aire libre porque es relativamente gratis y te aporta innumerables beneficios, cualesquiera que estos sean. Cómo podemos decir a la juventud que visiten los museos, que vayan a conciertos, que estudien , que trabajen, etc.;  si más allá de ciertas horas es impensable estar en la calle, sobre todo si vives en ciertos barrios.

La calidad de vida es un bien poco común, y poco apreciado, que solo pueden disfrutar algunos países privilegiados, o turistas que van a evadir sus pensamientos y a disfrutar de una estadía paradisíaca en países menos afortunados en la que la población llana se hace de la vista gorda para hacer más llevaderas sus vidas.

Es difícil hablar de buenos hábitos a personas que se encuentran maniatadas por las condiciones sociales, culturales y económicas del lugar donde le ha tocado vivir, aunque sean paraísos en la tierra.

De todas maneras no podemos dejar que esas dificultades nos impidan disfrutar de nuestro paso por esta tierra porque sería como tirar la toalla. No podemos permitir que la delincuencia y las carencias económicas desgasten nuestros propósitos. En vez de eso debemos siempre buscar alternativas y en el camino tratar de aportar nuestro granito de arena. Porque mientras haya un solo justo, todavía tendremos esperanza.

 

 

Acoso en las Escuelas. ¿Quién tiene la culpa?

Posted on Actualizado enn

Imagen: Revista Digital el Recreo

Según un estudio realizado por el Instituto Dominicano de Investigación y Evaluación de la Calidad Educativa (IDIECE), 33.6 por ciento (de 2,391) estudiantes de escuelas publicas sufren acoso. El acoso es procedente de otros alumnos, profesores, directores y padres; y va desde un insulto hasta agresión física, según recoge Diario Libre en su gráfica.

El estudio presentado en el Quinto Congreso Internacional de IDIECE: “Prevalencia, tipología y causas de la violencia en los centros educativos de básica y media de la República Dominicana”, se realizó en 53 distritos, con alumnos desde cuarto de básica hasta tercero de media.

Según datos de los estudiantes entrevistados, la violencia entre los profesores y alumnos es un 20.08 por ciento en básica y un 27.3 por ciento en media, siendo los gritos e insultos lo más común. En cuanto a la violencia de parte del director a los estudiantes, reporta un 15 por ciento en básica y un 12 por ciento en media, aporta el Listin Diario.

Estos datos son preocupantes porque riñas han existido y existirán mientras se esté en sociedad, lo que preocupa es que estos casos sean de manera recurrente en las escuelas.

Muchas personas al escuchar o leer la palabra “acoso”, espontáneamente  visualizan un tocamiento o palabras inapropiadas, que intimidan sobre todo a las mujeres por su contenido sexual, de manera errónea. Como muestra el estudio este acoso se da de diferentes maneras no solo el sexual.  Ese mismo error lleva a pensar de manera poco acertada en varias posibilidades que no tienen por qué ser para nada un razón valida y es por eso que quiero aprovechar la ocasión para hacer un par de aclaraciones.

Son muchos los que se empeñan en que el acoso, en este caso sexual, es culpa de las niñas que van a las escuelas de una manera muy provocativa y que seducen a los demás alumnos y maestro, pero está claro que bajo ningún concepto se debe permitir que la mujer siga pagando los platos rotos de una sociedad tan machista.

El problema es que si esa fuese la verdadera razón por lo menos tendríamos una posible solución, pero no es así. Que pasa con las chicas y chicos que si visten de una manera cauta y procuran no hacerse notar solo para no ser  blanco de esos acosos,  que de todas maneras también sufren.

En las escuelas quienes ponen los limites son los maestros y directores, y ellos deben ser quienes velen y quienes propicien de una manera adecuada los valores morales y éticos, por lo menos dentro de la escuela. Son ellos quienes deben dirigir a sus estudiantes para que pongan de manifiesto todas sus capacidades y son ellos quienes deben procurar su integridad mientras estén bajo su custodia en hora de clases.

En República Dominicana, lejos de castigar a los victimarios, siempre se castiga a las victimas, por eso es que muchos no son capaces de denunciar los acosos, del tipo que sean, ya que serán vistos como los principales culpables de sus calamidades. Y como siempre, no quiero excluir a las mujeres de esta actitud machista ya que muchas de ellas son las primeras en opinar que otras niñas o adolescentes se procuran este mal trato.

No le podemos buscar excusas a lo mal hecho, las cabezas de la sociedad deben  estar por encima de todas esas aberraciones y ser ejemplo de integridad, porque de lo contrario no nos sentiremos seguros en ninguna parte y a ninguna hora, vistamos como vistamos, seamos como seamos.

Soy mujer, ¿Y qué?

Posted on Actualizado enn

Que indignante, no que esta palabra ya la he usado mucho, que penoso es que la mujer sea el centro de atención solo para lo malo.  República Dominicana es uno de los países de Iberoamerica con el indice más alto de violencia de género, aun así fueron pocas las mujeres que compartieron algo sobre el tema en el día en que se debe perder el miedo a decir no a la violencia de género en todo el sentido de la palabra.

En R. D.  contamos con 3 de las mujeres más importantes que han marcado un hito en la historia de las libertades tanto políticas como sociales a nivel mundial, me refiero a las Hermanas Mirabal, y siquiera así alzamos nuestra voz por bandera y nos enfrentamos a esta situación alarmante que está acabando con nuestra sociedad.

mensajedetextoCuando se trata de algún chiste sexista ni nos percatamos y somos la primera en soltar la carcajada sin siquiera detenernos a meditar si es ofensivo o no.  Que sea chiste no significa que no tenga una carga prejuiciosa, de hecho, la mayoría de los chistes la tienen.  A mi no me hace gracia que digan que las mujeres somos unas interesadas materialistas, como el chiste que les muestro; aunque haya mujeres que lo sean, no son todas.  No he escuchado ningún chiste sobre los hombre que están con mujeres solo porque tienen dinero. ¿A esos cómo le llama?

Tampoco creo que existan tantas “Marías”, menores embarazadas por el espíritu santo. btr66-600x600Algún hombre habrá intervenido. Sin embargo son solo ellas las culpables debido a la mala crianza que les han dado sus madres, porque las mujeres son las que educan o mal crían. No solo se les debe consentir a los niños que digan palabrotas, que vistan como quieran y que bailen como les de la gana. Si se les corrige se les corrige a ambos o a ninguno. De eso se trata la igualdad, se trata de que tengamos una educación igualitaria y con los mismos principios.

Los temas musicales no se quedan atrás, esa es una de las representaciones que más han perjudicado a la sociedad, inyectando cada día una buena carga de prejuicios, intolerancias y malos ejemplos que se han ido multiplicando hasta convertirse en un monstruo que solo puede combatirse con cultura bien entendida y mucha educación.

Lo peor de luchar contra la violencia de género es tener que convencer precisamente a las que son más perjudicadas por este problema, de que deben enfrentarlo, deben tomar conciencia de que es algo serio, que no es algo transitorio y que no es una exageración. Que podemos ser mujeres libres e independientes, pero todo dependerá de nuestro esfuerzo, conjunto o individual, por hacerlo posible. ¡Ojo!, que tampoco me refiero con ser libre a imitar los malos ejemplos de los hombres.

Que no hablemos del problema no significa que no exista, y a tanta mudez solo queda usar con mayor fuerza la voz de aquellos que si quieren hacerse escuchar y cambiar un poco este panorama tan poco alentador.

¿Qué República Dominicana es el peor país para conducir en el mundo?

Posted on Actualizado enn

Unos meses atrás se vio República Dominicana envuelto en un gran estupor al conocer la noticia que promulgaban todos los diarios de que el país se encontraba en la Edición Especial del 60 Aniversario de los Record Guiness, como el peor lugar lugar para conducir en el mundo. De echo esta fue la razón por la que decidí averiguar esos datos, ya que sabía que tenemos mala fama de conductores, pero no me parecía que le quitásemos el lugar a muchos otros caóticos países del mundo.

De las posibles fuentes consultadas por esos diarios, nacionales e internacionales, no se puede sacar nada en claro con sus informaciones, como lo son:  Pulitzer Center on Crisis Reporting, Guiness World Record, Global status report on road safety, ya que solo recogen datos hasta el 2012 y analizan diferentes variables.

Cada año se producen en todo el mundo, según Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Informe sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial del 2013, aproximadamente 1,24 millones de muertes por accidentes de tránsito, y la situación ha cambiado poco desde 2007. Sin embargo, esta estabilización debe examinarse en el contexto de un aumento mundial del 15% en el número de vehículos registrados, lo cual indica que las intervenciones para mejorar la seguridad vial mundial han mitigado el aumento previsto del número de muertes.

Dicho informe indica también que las lesiones causadas por el tránsito son la octava causa mundial de muerte, y la primera entre los jóvenes entre 15 y 29 años. Las tendencias actuales indican que, si no se toman medidas urgentes, los accidentes de tránsito se convertirán en 2030 en la quinta causa de muerte, y eso incluye a República Dominicana.

En Rep. Dominicana, según los últimos datos recogidos por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) desde 2003 al 2013,  los accidentes de transito iban en aumento hasta llegar a su tope en el 2010 con 2,126 victimas, para bajar en el 2011/2012 y continuar con la subida en 2013 dejando un total de 1.892 muertes en ese año. ¿Qué medidas se tomaron durante los años de menor indice? Y ¿Qué no se hizo para que aumentaran de manera tan desproporcionada? Estas preguntas deben analizarlas las autoridades de transito.

(Haga click sobre el gráfico para verlo mejor)

Población total estimada y proyectada, muertes ocurridas y registradas en accidentes de tránsito y tasa, según año, 2003-2013
Población total estimada y proyectada, muertes ocurridas y registradas en accidentes de tránsito y tasa, según año, 2003-2013

 La capital del país, Santo Domingo, es la zona más insegura para los usuarios de las vías, como es de esperarse, dejando 913 muertes por choque en 2013, según ONE,   y siendo los hombres los más afectados por los mismos, como lo muestran las gráficas.

provincia y sexotipo de accidente

 Es indudable la falta de respeto existente hacia las señales de transito (tanto de peatones como de conductores) y la conducción de manera kamikase (sobre todo de motoristas) son de las principales razones de muerte, a las que se suman:

  • Velocidad excesiva
  • Conducción bajo los efectos del alcohol
  • Cascos de motocicleta
  • Cinturones de seguridad y medios de sujeción de niños
  • Distracciones al conducir

Como resultado obtenemos que motociclistas y peatones son también los más afectados en Rep. Domininicana por este tipo de accidentes, sumando más del el 80% de los decesos según recoge  la OMS en sus datos estadísticos por países.

Estadística según tipo de vehículo,

La Autoridad Metropilitana de Transporte (AMET) afirma en sus estadísticas del 2012, que los días con mayor peligrosidad para salir a la calle son los lunes, sábados y domingos, aumentando el riesgo los días feriados, por lo que es aconsejable que tengan mayor precaución, y si beben no conduzcan.

Muertes en accidentes de transito por día durante el 2013
Muertes en accidentes de transito por día durante el 2013

Es inminente que se actué de manera contundente en la búsqueda de la disminución de estos indices, por lo que  OMS recomienda:

  • Promulgar urgentemente leyes integrales que se ajusten a las prácticas óptimas relacionadas con todos los factores de riesgo fundamentales, a fin de reducir esta causa prevenir de muerte, lesiones y discapacidad.
  • Invertir recursos financieros y humanos suficientes para lograr la observancia de esas leyes, dado que es un componente esencial de su éxito.
  • Sensibilizar la población puede ser una importante estrategia para que se entiendan y apoyen esas medidas legislativas y de observancia de las leyes.
  • Unir esfuerzos concertados para mejorar la infraestructura vial para que sea más segura para los peatones y los ciclistas.
  • Mejora la seguridad de la infraestructura vial, la intensificación de la labor para mejorar las normas sobre los vehículos, la mejora de la atención a los accidentados y la armonización de la notificación de los datos relativos a las lesiones causadas por el tránsito.

Lejos del miedo de que se nos ponga en un mal lugar en el mundo, lo importante es que transeúntes, motociclistas y conductores puedan desplazarse, aprendan y tomen medidas urgentes en sus hábitos en las calles, avenidas, autopistas y/o carreteras, para que estos indices sigan su descenso y para que por lo menos los peligros a los que se exponen cada día los dominicanos sean los mínimos.

Las autoridades tienen la obligación de hacer cumplir las leyes, pero tú también tienes el deber y la obligación de cumplirlas.