igualdad de

Idealizar tambien es estereotipar

Posted on Actualizado enn

CIMG0073Como mujer nunca he querido ser ejemplo de nada porque eso supondría dejar de hacer las cosas que quiero hacer para ser lo que se supone debo ser.

Desde niñas se nos dice cómo debemos actuar, debemos ser ejemplo de buenos modales y decencia, cohibiéndonos de hacer travesuras, de curiosear; en fin, de crecer.

Para que la mujer viva en igualdad de condiciones primero se debe dejar de idealizar. Que nos idealicen nos pone un peso de la responsabilidad en la espalda que nos impide desarrollar de una manera íntegra todas nuestras capacidades y posibilidades.

Idealizarnos supone estereotiparnos. No todas las mujeres son empáticas, amables y cariñosas; y reconocer esto nos da aún más méritos porque significa que somos buenas no porque somos mujeres y está en nuestra naturaleza, sino porque lo hemos elegido.

Todos los extremos hacen daños y no debemos ponernos ahora una venda en los ojos y ver virtudes incluso dónde no las hay porque el bumerán se devolverá y nos dará en la cara.

Pedimos igualdad de condiciones, no que nos reconozcan méritos que no tenemos, de manera individual o como colectivo. Por qué si exaltamos las cualidades que tienen los hombres es casi perjurio, pero si lo hacen con las mujeres tiene un efecto instantáneo de aprobación. ¿Eso no es un trato de favor?

Personalmente no pido caridad, solo pido igualdad, y me choca que en público se nos alabe y en privado se nos descalifique y se reproche nuestras decisiones y nuestras actitudes solo porque no responden a lo que se supone debemos ser.

Anuncios