Mujer

Hasta el moño

Posted on

Estoy un poco, bastante, harta de tener que defenderme de una situación en que la mujer ha sido menguada desde tiempos remotos, hasta el punto que ya no le quede nada de seguridad en su valor y en sus capacidades. De tener que explicar por qué la mujer no es capaz de exigir un sueldo digno, de que tenga que protegerse de agresiones cubriendo su cuerpo pudorosamente para librarse de acoso, de que actué como un hombre cuando tiene un puesto de relevancia, de que no sea capaz de elegir a otra mujer para que la represente, que la mujer solo se ha igualado al hombre en lo malo, etc., etc., etc.

Una persona que no recibe desde la niñez los estímulos para su desarrollo psico-social es imposible que los obtenga de la nada en la edad adulta. Lo mismo ha pasado con la mujer. Años y años de prohibiciones, limitaciones, negaciones, vejaciones, exclusión, no puede cambiar de la noche a la mañana.

Muchas personas que han pasado larga temporada en prisión muchas veces delinquen para regresar a lo que ya ven como su zona de confort, la prisión. Muchas víctimas de secuestro también se han casado con sus victimarios. Son casos que explican perfectamente el proceso de desintoxicación y renovación que debemos sufrir las mujeres para librarnos de este estigma que, lejos de erradicarse, parece que es inextinguible.

Los hombres solo pueden culparnos de nuestros “inconveniente” porque nosotras somos las que lo hemos “permitido”. Y estoy un poco hasta el moño de que se siga culpando a la víctima y no a quien nos ha limitado todos estos años.

Esta generación, incluso las pasadas, no tiene la culpa de que la mentalidad machista se haya instaurado como la norma durante milenios. Y es una situación que no cambiará de manera súbita, se necesita un proceso de recapacitar en todas las oportunidades que tenemos de superarnos y salir de nuestra prisión y nuestro rapto psico-social. Y es un proceso personal que debe extenderse a lo general.

Yo jamás le pediría a mis alumnas de yoga que me imitasen en las posturas difíciles que realizo simplemente porque yo tengo años de experiencia y ellas todavía tienen mucho camino por recorrer, mucho por crecer y mucho por fortalecer. Algunas podrán intentarlo exitosamente, ; pero la mayoría corre el riesgo de romperse el cuello en el intento.  Muchos hombres, y hasta mujeres; lejos de ayudarlas a crecer en sus puestos de trabajo y/o cargos, les ponen las zancadillas y luego se burlan de su incapacidad para cumplir con su propósito.

La sociedad no cambiará hasta que seamos capaces de echarnos una mano para salir de este bache milenario que parece no tener final, poniendo a un lado los reproches, los super requisitos y la falta de empatía.

 

 

 

Anuncios

Idealizar tambien es estereotipar

Posted on Actualizado enn

CIMG0073Como mujer nunca he querido ser ejemplo de nada porque eso supondría dejar de hacer las cosas que quiero hacer para ser lo que se supone debo ser.

Desde niñas se nos dice cómo debemos actuar, debemos ser ejemplo de buenos modales y decencia, cohibiéndonos de hacer travesuras, de curiosear; en fin, de crecer.

Para que la mujer viva en igualdad de condiciones primero se debe dejar de idealizar. Que nos idealicen nos pone un peso de la responsabilidad en la espalda que nos impide desarrollar de una manera íntegra todas nuestras capacidades y posibilidades.

Idealizarnos supone estereotiparnos. No todas las mujeres son empáticas, amables y cariñosas; y reconocer esto nos da aún más méritos porque significa que somos buenas no porque somos mujeres y está en nuestra naturaleza, sino porque lo hemos elegido.

Todos los extremos hacen daños y no debemos ponernos ahora una venda en los ojos y ver virtudes incluso dónde no las hay porque el bumerán se devolverá y nos dará en la cara.

Pedimos igualdad de condiciones, no que nos reconozcan méritos que no tenemos, de manera individual o como colectivo. Por qué si exaltamos las cualidades que tienen los hombres es casi perjurio, pero si lo hacen con las mujeres tiene un efecto instantáneo de aprobación. ¿Eso no es un trato de favor?

Personalmente no pido caridad, solo pido igualdad, y me choca que en público se nos alabe y en privado se nos descalifique y se reproche nuestras decisiones y nuestras actitudes solo porque no responden a lo que se supone debemos ser.

Soy mujer, ¿Y qué?

Posted on Actualizado enn

Que indignante, no que esta palabra ya la he usado mucho, que penoso es que la mujer sea el centro de atención solo para lo malo.  República Dominicana es uno de los países de Iberoamerica con el indice más alto de violencia de género, aun así fueron pocas las mujeres que compartieron algo sobre el tema en el día en que se debe perder el miedo a decir no a la violencia de género en todo el sentido de la palabra.

En R. D.  contamos con 3 de las mujeres más importantes que han marcado un hito en la historia de las libertades tanto políticas como sociales a nivel mundial, me refiero a las Hermanas Mirabal, y siquiera así alzamos nuestra voz por bandera y nos enfrentamos a esta situación alarmante que está acabando con nuestra sociedad.

mensajedetextoCuando se trata de algún chiste sexista ni nos percatamos y somos la primera en soltar la carcajada sin siquiera detenernos a meditar si es ofensivo o no.  Que sea chiste no significa que no tenga una carga prejuiciosa, de hecho, la mayoría de los chistes la tienen.  A mi no me hace gracia que digan que las mujeres somos unas interesadas materialistas, como el chiste que les muestro; aunque haya mujeres que lo sean, no son todas.  No he escuchado ningún chiste sobre los hombre que están con mujeres solo porque tienen dinero. ¿A esos cómo le llama?

Tampoco creo que existan tantas “Marías”, menores embarazadas por el espíritu santo. btr66-600x600Algún hombre habrá intervenido. Sin embargo son solo ellas las culpables debido a la mala crianza que les han dado sus madres, porque las mujeres son las que educan o mal crían. No solo se les debe consentir a los niños que digan palabrotas, que vistan como quieran y que bailen como les de la gana. Si se les corrige se les corrige a ambos o a ninguno. De eso se trata la igualdad, se trata de que tengamos una educación igualitaria y con los mismos principios.

Los temas musicales no se quedan atrás, esa es una de las representaciones que más han perjudicado a la sociedad, inyectando cada día una buena carga de prejuicios, intolerancias y malos ejemplos que se han ido multiplicando hasta convertirse en un monstruo que solo puede combatirse con cultura bien entendida y mucha educación.

Lo peor de luchar contra la violencia de género es tener que convencer precisamente a las que son más perjudicadas por este problema, de que deben enfrentarlo, deben tomar conciencia de que es algo serio, que no es algo transitorio y que no es una exageración. Que podemos ser mujeres libres e independientes, pero todo dependerá de nuestro esfuerzo, conjunto o individual, por hacerlo posible. ¡Ojo!, que tampoco me refiero con ser libre a imitar los malos ejemplos de los hombres.

Que no hablemos del problema no significa que no exista, y a tanta mudez solo queda usar con mayor fuerza la voz de aquellos que si quieren hacerse escuchar y cambiar un poco este panorama tan poco alentador.

No se aísla al victimario sino a la victima

Posted on Actualizado enn

Imagen: losojosdehipatia.com

La violencia de género solo es recordada los meses cercanos al “Día Internacional de la No Violencia de Género”, los demás días solo salen noticias de mujeres asesinadas a manos de sus parejas.   A alguien se le ha ocurrido que quizás una solución es que, más que cárcel u orden de alejamiento, estos victimarios lo que necesitan es un centro de aislamiento (nada que ver con la cárcel) en donde reciban todo el tratamiento psicológico que puedan necesitar, en vez de que sean las mujeres las que tengan que exiliarse y continuar viviendo con el miedo de un posible ataque.

Necesitarían por lo menos un año recluidos, o según el nivel de violencia alcanzado, mientras la victima de ese maltrato tome distancia y aprenda a vivir sin ese miedo constante a su agresor y a la vez también pueda tomar conciencia de que su situación no es normal. En ese centro de “desintoxicación” se podría reeducar a ese agresor con algunas clases como por ejemplo: cocina, se les enseñaría a planchar, a limpiar una casa, aprenderían otros oficios como agricultura, carpintería, etc. Estos cursos tendrían una doble misión; primero, que sean individuos libres de sus propios prejuicios y limitaciones; y segundo,  ayudaría a autofinanciar el centro. Las terapias serían el principal objetivo para que su reintegración en la sociedad y que logren interiorizar que  necesitan un cambio interior duradero y verdadero.

Siempre existe la posibilidad de que ese hombre recaiga pero al menos dará tiempo a su ex pareja a rehacer su vida y encontrar los medios necesarios para su supervivencia lejos de quien solo la maltrata, y por supuesto, se le ofrecerá toda la ayuda económica y psicológica posible para que también se reintegre a la sociedad como una persona autosuficiente y con conocimiento de como evitar futuras posibles relaciones tóxicas. Porque muchas mujeres tienen la tendencia a buscar relaciones con perfiles machistas confundiéndolo con virilidad.

Este planteamiento se me ocurre debido a que muchas de esas mujeres victimas de violencia de género creen una exageración que su pareja vaya a la cárcel cuando “no ha hecho nada”. Si, porque una mujer maltratada y luego “agasajada” nunca verá un maltrato como tal, siempre pensará que algo habrá tenido que ver su actitud, ya que él es un buen padre, un buen hijo, un buen amigo, un buen hermano y/o un buen trabajador.  Pero si sabe que no estará en la cárcel con otros “delincuentes comunes” quizás le permitiría sentir menos culpa al denunciarlo.  Muchos pensaran que es una tontería bastante grande la que digo, pero hasta ahora no he visto que se planteen otras opciones que no sea aislar a la mujer, llevado a cabo de manera infructífera porque la amenaza permanece vigente.

Por su puesto, la educación en igualdad desde las escuelas se debe tomar muy en serio, que no sea cosa de un mes o dos, es cuestión de que sea parte activa de la formación, haciendo énfasis en que nadie es mejor ni peor que nadie aunque seamos diferentes.

No depende de edades, situación social o cultural, la violencia de género nos afecta a todos. Ante el menor indicio llama al  900 200 999, Instituto Andaluz de la Mujer. Articulo relacionado: Violencia de género, un problema histórico.

Este día no debería existir

Posted on Actualizado enn

Del pintor dominicano Cándido Bidó: La muchacha

No soy feminista porque no creo en la “igualdad” si la igualdad es ser tratada como un hombre, porque tarde o temprano seré victima de esa igualdad. Creo en la complementariedad, en la igualdad de derecho y de condiciones. A veces tengo miedo de opinar como mujer porque enseguida saldrá un grupo de feministas a tacharme de machista. La naturaleza nos hizo diferentes, y por ende somos diferente cultural y socialmente, y eso es algo que no podemos evadir, lo que si podemos evadir es el rol  impuesto a nuestro género.

Muchos opinan que este día no debería existir, y estoy totalmente de acuerdo, pero ya que vivimos una realidad cruel en la que las mujeres somos discriminadas día a día por nuestras condiciones de madres y mujer que trabaja, en lo que muchas se ven obligadas a elegir una cosa u otra, debemos tener este día para acordarnos de que las cosas pueden cambiar para nosotras y para las futuras mujeres.

Entiendo que muchos mal interpreten a su conveniencia lo que es la igualdad, así no tendrán que pagar la cena, abrir la puerta o por el simple hecho de no tener que elegir. Pero igualdad significa tener las mismas oportunidades de hacer o de ser lo que el hombre sin tener que ser hombre. Muchas mujeres para poder tener un puesto decente y relevante tienen que actuar como hombres o ser incluso más rudas que ellos, esto no sería necesario si estos puestos de no fuesen tan exclusivos del género masculino.

Este día no debería existir pero mientras vivamos en una sociedad moldeada para la satisfacción de las necesidades de los hombres a costa de la independencia y la libertad de las mujeres, necesitamos esta jornada para denunciar que aunque estamos siendo escuchadas, todavía queda mucho por hacer. Aunque se haya logrado extinguir la sombra del machismo, todavía se necesitará un día para recordarnos que no debemos retroceder.

Lo que exigimos es que se nos respete el derecho a ser distintos, no que se nos condene por ello. Es como la lucha que tienen todos los grupos de minorías que luchan para que sean tomados por iguales aun siendo diferentes.

Discapacitados dominicanos lanzan campaña: “El Día de los Invisibles”

Posted on Actualizado enn

Imagen: 7días.com

No hace falta ir muy lejos en República Dominicana para darse cuenta de que no se cuenta con la infraestructura adaptada mínima requerida para que los discapacitados físicos tengan una libre circulación, empezando por el hecho de que para cruzar muchas grandes avenidas se deben utilizar pasos a desnivel, por lo que les seria imposible subir a una persona en silla de ruedas o a un anciano con poca movilidad.  Eso para mencionar algo evidente.

Hace unos días el diario digital dominicano lainformación.com publicó una información en el que se hace eco de las denuncias de los que tienen que vivir en su carne esta situación.

Massiel Liriano  es miembro activo del Circulo de Mujeres con Discapacidad (Cimudis) y una de las mujeres que encabeza hoy la campaña “El Día de los Invisibles”, lanzada por la Red Iberoamericana de Entidades de Personas con Discapacidad Física y la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe). Hace 4 años permanece en silla de ruedas por un accidente que le causó una lesión medular, desde entonces no ha dejado de luchar para adaptarse a una nueva situación, en la que se siente invisible y privada de derechos e igualdad de oportunidades. Recuerda que “Todavía se construyen escuelas inaccesibles y no hay profesores que sepan el lenguaje de señas”.

Con relación a la campaña de visibilidad, Liriano afirma: “Somos personas. No queremos ser invisibles. Queremos ser productivos, queremos ser un motor más de nuestra sociedad. Queremos, podemos y estamos preparados para ayudar a nuestro país, queremos ser independientes”. Tambien hizo incapie en que no buscan “hacer un día especial ni internacional”, sino un nuevo ciclo en el que todos los ciudadanos tengan igualdad de oportunidades.

También el coordinador general de la Asociación de Personas Con Discapacidad (Asodifimo), Miguel Ángel García, con 40 años de edad y una discapacidad de nacimiento que le obliga a utilizar una silla de ruedas de forma permanente, lamenta que sólo cerca del 3 por ciento de las personas con discapacidad tiene un trabajo remunerado en la República Dominicana, cuando muchas de ellas están formadas y preparadas. García criticó que la Ley orgánica dominicana que establece sus derechos en diferentes ámbitos, tales como el laboral, educacional o social, “no se cumple”.

Según los últimos datos de 2010 que ofrece la Oficia Nacional de Estadística (ONE), en República Dominicana hay más de un millón de personas que padecen algún tipo de discapacidad. No basta con celebrar el día internacional de la discapacidad, también hay que hacer valer lo que manifiestan. Y para finalizar quiero recordar que existen muchos tipos de discapacidades, pero la peor es la impide pensar que todos somos capaces. 

También quiero decirles que me interesa mucho saber lo que piensan de las publicaciones. La mayoría nos tocan de una manera o de otra.

Fuente: lainformacion.com (EFE)