obsesivo-compulsivo

Tricolomanía

Posted on Actualizado enn

Una vez hicieron a una chica quitarse el pañuelo en un acto en el Aula Magna de mi universidad . Nunca entendí como en un país tan caluroso, como República Dominicana, esa chica pudiese andar cubriéndose así la cabeza. Cuando la hicieron descubrirse la cabeza comprendí la razón, pero aún seguía sin conocer su problema hasta hace un par de años. Tenía tricolomanía, un trastorno que consiste en arrancarse el pelo, razón por la cual la chica tenía la cabeza llena de zonas calvas. Por sus reacciones entiendo que ella se sintió vejada y yo también me sentí agredida por la insistencia del encargado de la organización del aula. Tenía fuerte deseo de apoyarla y protestar, pero como ella simplemente accedió a quitárselo, después de un par de minutos de pensárselo, ya no valdría la pena echarle leña al fuego.

Seguramente muchas chicas se sentirán solas e incomprendidas porque la gente piensa “¿Por qué no deja simplemente de arrancárselo?” como si esa fuese una acción voluntaria. Yo me como las uñas (onicofagía) desde que tengo uso de razón, y hasta ahora no he podido superar este impulso.Ahora soy más consiente de las cosas que provocan este acción, pero aun así es difícil de evitarlo. Yo no oculto que me como las uñas, aunque sí lo he tenido que hacer en entrevistas de trabajo por ejemplo, pero las personas que se arranca el pelo, no importa la parte del cuerpo, por lo regular sienten vergüenza y reticencia a contarlo por miedo a ser juzgados.

Mi recomendación es que no se aíslen y que compartan sus sentimientos con referencia a este transtorno, ya sea con ayuda profesional o con otras personas que estén superando esta situación. @TengoTrico es un espacio que inició Anni (México), porque no encontraba nada en español que explicara lo que le pasaba: “Después de saber que lo que padecía tenía nombre, quise contactar con otros como yo. Se me ocurrió crear una cuenta donde pudiera conocer más personas con este trastorno, poder ayudarnos entre todos y desahogarme, ya que en ese tiempo nadie sabía que tenía trico“. Cuenta en el diario digital El Mundo.

Del 1 al 7 del mes de octubre se celebra la Semana Internacional para la Concienciación de la Tricotilomanía y Dermatilomanía, por lo que quiero brindar mi apoyo a todos los que padecen algún trastorno obsesivo-compulsivo.

Beatriz (España) cuenta que a lo largo de sus 22 años con la tricotilomanía ha recibido diferentes tratamientos y ninguno ha conseguido curarla. Sin embargo, desde que entró en contacto con el grupo de apoyo no ha vuelto a quitarse el pelo. “El grupo me aporta tranquilidad y seguridad, ya que jamás había podido hablar con nadie que me entendiera. Poder contárselo a las chicas es una pasada porque ellas sí me comprenden y no me juzgan”. Cuenta a El Mundo.

Artículos relacionados.

Cómo lidiar con la tricotilomanía

Arrancarse el pelo, un trastorno tan común como desconocido